Tiempo Argentino

Edición: 24 de Julio de 2014 | Ediciones Anteriores

24 de Julio de 2014

+Buenos Aires

T13° H29%

Yo quiero a mi bandera

ciclismo. Walter Pérez va “por una medalla” en los Juegos Olímpicos, pero también se anota para representar al país. “Quiero ser el abanderado”, avisa, y propone también a la judoca Paula Pareto por sobre Luciana Aymar.

Info News
Info News
Info News

Pedalea en una bicicleta fija escoltado por tres compañeros que lo miran con respeto. El gimnasio, chiquito, con pocas máquinas, parece estar escondido en el fondo del Parque Sarmiento. No hay visitantes ni más deportistas. Ese es el búnker de Walter Pérez, medallista de oro en Beijing en la prueba Madison junto con Juan Curuchet. Ahí se prepara, en silencio, para disputar su quinto Juego Olímpico. No está nervioso, tampoco ansioso. Y se entiende. Desde que su papá, a los cinco años, lo subió a una bici jamás se bajó: lleva 32 años pedaleando y hace dos semanas, en Melbourne, sacó pasaje a Londres al terminar 18° en la prueba Omnium del Campeonato Mundial de Pista. “Estoy contento porque no fue fácil”, dice. Y se prende, directo, a otra carrera: “Quiero ser el abanderado de la delegación argentina. Pero si no soy yo, quisiera que sea Paula Pareto porque ella, como yo, se ganó la clasificación, a diferencia de Luciana Aymar. Porque a Las Leonas se las invitó porque un país se bajó (Sudáfrica), si no, no estaríamos hablando de esto. Y estaríamos diciendo que puedo ser yo, Pareto o Scola”. Y agrega: “Además Paula y yo también tenemos medallas en otros Juegos y siempre le doy un plus al que compite individualmente que al que va en grupo, porque las presiones son diferentes”.

–Después de lograr el oro en los Juegos Olímpicos, ¿cómo te incentivás?
–Gané todos los torneos de pista que hay y después de lograr el oro, que es el techo para cualquier deportista olímpico, es difícil volver a incentivarse. Pero después te das cuenta de que llevás toda tu vida corriendo y que es lo que te gusta, tu pasión, y entonces buscas otro desafío, otro sueño, como correr en otro Juego.
–¿Cuál es tu objetivo?   
–Una medalla, porque si voy a ver qué pasa me quedo en mi casa. Y en chiste digo que quiero superar a Juan (Churuchet) y tener dos medallas. Las chances matemáticas están y la clasificación fue un global, ahora es otra historia.   
–¿Pueden ser tus últimos Juegos?    –No sé, por edad podría llegar a uno más porque Juan ganó el oro con 43 años y en Río 2016 yo tendría 41. Lo que me ilusiona para seguir es que puede volver la prueba Madison al calendario olímpico para Río y sería una ilusión poder defender el título.
–¿Te complicó que saquen esa prueba del calendario olímpico?
–No me cayó bien porque quería poder defender el título de Beijing y la verdad fue complicado, porque no tuve cuatro años para prepararme  a otra prueba, la sacaron hace dos. Tuve que empezar de nuevo. Me esforcé mucho para poder clasificar.
–¿Qué tuviste que cambiar?
–Tuve que empezar a hacer pruebas a tiempo, de velocidad como es la de kilómetros y la vuelta lanzada, esas fueron las más difíciles de volver a practicar.
–¿Tuviste ganas de dejar?
–No, pero sí tuve temor de no clasificar. Veía que estaba difícil y se te pasa: “Uh, no voy a llegar.”
–¿Podés vivir del ciclismo?
–No me quejo pero sé que con el logro que tuve podría vivir mejor. En el resto de los países por ganar una medalla te dan premio económico y acá no nos dieron nada. Por ejemplo, en Italia te dan 150 mil euros por ganar una medalla, en España 75 mil euros y un año de un sueldo de otros 75 mil euros, en Rusia te dan un departamento, en Venezuela 50 mil dólares...
–¿Y las becas que reciben?
–El año pasado estuvimos seis meses sin cobrar y este año cuatro. Pero hace 20 años que estoy en la Selección y esa plata la tomo como un ahorro, pero para los que viven o salen a competir con la plata de la Secretaría es muy difícil. Igual, no es culpa sólo de la Secretaría, es responsabilidad de las federaciones y de los atletas.
–¿Cómo analizás el trabajo que está haciendo el ENARD?   
–Se han visto mejoras y veo un proyecto a largo plazo. Espero que siga 50 años más porque se va ir avanzando. Hoy se tuvieron que comprar materiales, en algún momento se va a poder destinar esa plata en infraestructura pero lleva tiempo. No teníamos nada y  estamos subiendo pero no podemos saltar de a cuatro escalones.
–¿Y al ciclismo en la Argentina?
–En la provincia se está fomentando andar en bici y eso está bueno, porque de las grandes masas que van a pasear después sale un futuro ciclista. Porque no vas a salir de alguien que va a jugar al fútbol. Y en el ciclismo llegamos a un pozo muy hondo y ahora estamos saliendo. Siempre digo que nosotros en Beijing dimos el granito de arena para que el deporte sea conocido y empezara a crecer.
–¿Qué sentís cuando corrés por la Argentina?
–Es un plus, siempre digo que la marca del atleta argentino es la garra y eso lo hace diferente a cualquier deportista de otro país. Como también es distinto el apoyo de la gente. Porque al argentino le gustan todos los deportes y cuando encuentra en la televisión a un atleta que está representando al país se queda mirando, aunque no entienda, y eso tampoco pasa en otros países, el aliento acá es distinto. <

Info News
Info News
Info News

COMENTARIOS

Ultimas Noticias

Desde INFOnews.com

Tiempo en Facebook:

MÁS NOTICIAS