Tiempo Argentino

Edición: 30 de Julio de 2014 | Ediciones Anteriores

30 de Julio de 2014

+Buenos Aires

T14° H82%

Absurdo: el dólar paralelo es más caro que el euro

¿Acaso es sostenible, o es un golpe encubierto a las instituciones oficiales por los medios de comunicación hegemónicos y los grandes conglomerados económicos?

Info News
Info News
Info News

 

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, reconoció que la crisis de la Eurozona está teniendo un impacto negativo en Latinoamérica, aunque se mostró esperanzado en que este sea controlado. “En la medida en que la recesión en Europa sea suave, el impacto sobre América Latina va a ser manejable”, declaró Moreno en París, donde participó en el cuarto Foro Económico Internacional sobre Latinoamérica y el Caribe, organizado por el BID, la OCDE y el gobierno francés. “Lo que pasa en la zona euro empieza a tener impacto sobre América Latina”, para la que el BID en su último estudio auguraba un crecimiento económico del 3,7% este año.
Con la crisis, el cambio de gobierno en Francia y Merkel con un poder disminuido, la incertidumbre sobre el euro y los países de la Eurozona es cada vez mayor. Con la anticipada caída del Bankia en España y la probable salida de Grecia del euro luego de la dificultad en formar gobierno, la situación mundial se complica cada día un poco más. Y si a eso se le suma la constante devaluación del real, el escenario no es mejor. Pese a todo, el presidente del BID insistió en que los gobiernos latinoamericanos deben continuar con las reformas y centrarse en la productividad, la educación y la tecnología, y seguir invirtiendo en infraestructuras.
Con la certeza de que las economías latinoamericanas ya apuestan por las reformas estructurales y por la integración para enfrentar la crisis económica de los países ricos, reunidos en París, los funcionarios sugirieron a los europeos inspirarse en las experiencias de América Latina para superar la crisis de fines de los ’80 y evitar la tentación del proteccionismo.
En Chile, el ministro de Finanzas, Felipe Larraín, ya alertó acerca de otra caída de la economía global y señaló que hay que tener preparado un plan de contingencia como el desarrollado por su gobierno. Reconoció que en su país la economía sufre una “desaceleración” y explicó: “No podemos seguir escondiéndonos. Latinoamérica es una región cada vez más abierta y tendríamos que estar preparados para enfrentarnos a una contracción de la economía mundial.”
El ministro colombiano de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, estimó que los próximos 18 meses serán “probablemente muy complicados. Hay que llevar la economía a un remanso de paz.”
La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, afirmó: “Esperamos que los países de Europa tomen las medidas necesarias y confiamos en que lo hagan evitando el proteccionismo. América Latina ofrece experiencias dignas de tomarse en cuenta, en algunos casos sobre lo que debe hacerse y en otros sobre lo que debe evitarse.”
La crisis que hace tambalear al sistema financiero en gran parte de Europa sigue a miles de kilómetros de la Argentina. Si bien en los últimos días, los bancos que operan en el país sufrieron una importante salida de depósitos en dólares provocada por factores internos, como los controles en el mercado cambiario, sus balances siguen exhibiendo ganancias récord, que serían la envidia de cualquier banquero del mundo. Con subas interanuales en sus beneficios que oscilan entre el 12 y el 37%, los bancos volvieron a figurar a la cabeza de las empresas con mejores resultados en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires: las cinco principales entidades –Santander Río, BBVA Francés, Galicia, Macro e Hipotecario– que están listadas en la plaza bursátil porteña sumaron juntas, en los primeros tres meses de 2012, ganancias por más de $ 1300 millones.
Los bancos continúan a la cabeza, son los que más ganan con el modelo y a grandes rasgos se repite la tónica de los últimos años. En términos interanuales, la mayoría de las entidades exhibe fuertes subas en sus beneficios gracias a los créditos que otorgan para el consumo. Con las casas de cambio del centro desiertas y un 5% de los clientes que pueden acceder a los billetes verdes, el cepo cambiario redoblado de los últimos días generó una escalada de la cotización paralela del dólar y, con ella, engendró una nueva bicicleta financiera.
La AFIP anunció que saldría a la caza de quienes compran en el mercado oficial para luego desprenderse de las divisas en el marginal. El control en la city disuadió a muchos, los que compraron dólar blue el lunes 7 de mayo para venderlo el viernes pasado lograron una diferencia equivalente al 11 por ciento. Es que el dólar blue trepó desde $ 5,05 a 5,60 en las últimas dos semanas desde que comenzaron a reforzarse los controles. Esta última semana traspaso la barrera de los 6 pesos, superando el valor del euro. Eso significa que el valor es irreal. Si en todo el mundo el euro vale más que el dólar, ¿cómo se puede explicar que en la Argentina, el dólar paralelo valga más que el euro? La respuesta es sencilla: la euforia provocada por los sectores vinculados al manejo cotidiano de la economía y a los grandes medios de comunicación que instalaron en la agenda cotidiana de millones de argentinos un mal inexistente.
Si habláramos de devaluación en beneficio de la economía en su conjunto estaríamos frente a una política de Estado, diseñada por quienes nos gobiernan y no por grupos empresariales individuales.
Si se toma en cambio la evolución del dólar paralelo sólo en la última semana, el rendimiento fue de casi un 8%, ya que el salto del valor en el mercado negro fue de 45 centavos. Con el dólar oficial a $ 4,47, la brecha entre ambas cotizaciones ya supera el 30 por ciento. ¿Pero cómo surge el precio del blue? Lo marca el mercado, de acuerdo a la oferta y la demanda de los pedidos de compraventa que van teniendo los operadores, ya que los grandes cueveros están conectados por handy en forma permanente, atentando contra los intereses del país.
Hay épocas claves. A fin de mes las empresas necesitan pesos para liquidar los sueldos y el precio tiende a bajar, mientras que a principios, una vez que la gente cobra, demanda dólares.
Otro aspecto a tener en cuenta es el spread, que es la diferencia entre el precio de compra y el de venta. Hasta el martes de la semana pasada, en el circuito mayorista del paralelo la brecha era de dos centavos, pero a partir de ese día se amplió a tres, lo que indicaría una caída en el volumen de la cantidad de operaciones. Fuentes gubernamentales dicen que el volumen del blue es de U$S 10 millones diarios. En las cuevas aseguran que se negocian unos U$S 40 millones. Posiblemente se encuentre en el medio entre ambos datos.
Para acceder al mundo de las financieras se necesita tener un contacto, de lo contrario, se tendrá que caer en “arbolitos”, que comercializan el dólar green, llamado de esta manera porque es centavos más caro que el blue. Por eso las cuevas pasaron a ser las ganadoras del cepo. Les va tan bien que ya contrataron gente para que les haga el delivery.
Una pequeña minoría de la población tiene acceso a las cuevas, que están prohibidas por las normativas del BCRA. Quizás una vez cerradas las cuevas, se acabe el problema. El dólar paralelo o blue ya vale lo mismo que un euro, que está $ 5,80. El billete cotiza en el mercado paralelo 9 centavos por encima del cierre de comienzo de la semana. El euro caía el viernes a mínimos de casi dos años frente al dólar, sacudido por temores de una posible salida griega de la zona euro y el riesgo de que otros países plagados de deuda podrían también abandonar el bloque.
Reitero lo absurdo de la paradoja en que nos encontramos, somos el único país del mundo en que el dólar paralelo vale más que el euro. ¿Acaso es sostenible, o es un golpe encubierto a las instituciones oficiales por los medios de comunicación hegemónicos y los grandes conglomerados económicos?
Con el euro bajo presión, el dólar ha sido el principal beneficiario. Un índice que mide al dólar contra una canasta de monedas subió 82,461, su máximo nivel desde septiembre de 2010. Frente al yen, el dólar subía un 0,1%, 79,65 yenes, apoyado por importadores de Tokio e inversores cuadrando posiciones antes de un fin de semana largo en Estados Unidos. Ofertas de venta en torno a 80 yenes se aprestaban a limitar cualquier ganancia adicional, dijeron operadores. El euro permanecía plano contra el franco suizo en 1,2007 francos, tras saltar a 1,2075 francos el jueves, su nivel más alto desde mediados de marzo por rumores de que el gobierno helvético va a aplicar un impuesto a los depósitos y que el banco central ha estado comprando euros en las últimas semanas para defender el piso de 1,20 francos. <

Info News
Info News
Info News

COMENTARIOS

Ultimas Noticias

Desde INFOnews.com

Tiempo en Facebook:

MÁS NOTICIAS