Tiempo Argentino

Edición: 24 de Abril de 2014 | Ediciones Anteriores

24 de Abril de 2014

+Buenos Aires

T15° H88%

El asentamiento que fue tosquera, basural y proyecto de hospital

 Los chicos fallecidos vivían en el predio que está frente al club.  En un año hubo tres muertos por disputas cargadas de xenofobia.

Info News
Info News
Info News

 De tosqueras, basureros y saladitas. La historia del asentamiento en el que vivían Sebastián, Miguel y Leonardo se parece a la de cualquier otro incipiente barrio de los 40 que existen en la localidad de Trujui, en Moreno. La mayoría de ellos, ubicados en un extenso rectángulo de tierra, fácilmente identificable desde un helicóptero, o un monitor de computadora. 

Esa porción de tierra que va desde la ruta 23 hasta el predio perteneciente a la Octava Brigada Aérea, es el espacio por todos anhelado en un municipio que todos los días amanece con una nueva ocupación. Y luego de la estéril respuesta oficial, sobrevienen los cortes de ruta, como el del pasado 28 y 29 de julio, cuando un grupo de vecinos interrumpió la ruta 23 en reclamo de tierras ubicadas entre Damasio Sánchez y Barker, detrás de una feria que se despliega los fines de semana y a pocos metros del club barrial Vélez Sarsfield, donde murieron los tres pibes. 
Durante el conflicto por el que hubo gente detenida, la radio local FM Trujui habló con Beatriz, una vecina que se anotó hace siete años en el Instituto de Desarrollo Urbano, Ambiental y Regional (IDUAR) para conseguir una vivienda. “Estamos acá para tener una vivienda. Vemos como desde el fondo se vienen tomando tierras y en su mayoría son paraguayos, nosotros no queremos discriminar, pero también tenemos necesidades”, manifestó. 
Gerardo Duré, director del mensuario Ecos de Trujui, describió a Tiempo Argentino el asentamiento en el que vivían los niños y sus familias: “Es un barrio muy precario que tiene menos de un año, con unas 40 casas y habitantes de colectividad paraguaya, boliviana y del interior del país, la mayoría correntinos y misioneros. También son gente sin trabajo o con ayuda de planes sociales.”
El hombre recordó que al igual que lo ocurrido en la década del ’40, esta porción de Moreno fue poblada con la llegada de inmigrantes. Se trataba de una zona semirural en la que se intentaron planes de vivienda que quedaron inconclusos. Hoy viven alrededor de 100 mil personas.  
El rectángulo prometido es un espacio verde de dos kilómetros que para muchos es el límite entre Moreno y San Miguel (el límite real es la calle Martín García, a unas 15 cuadras). Por allí pasan las torres de alta tensión y, según Duré, “es un lugar de muchas disputas por temas de sucesión que funcionó como tosquera, basurero de desechos hospitalarios y hasta se ideó un hospital pediátrico del cual sólo se hizo el proyecto”.
El periodista resaltó que la instalación de asentamientos, en ocasiones fue pacífica y existen tres ejemplos: los barrios Santa Paula, Villa Nueva I, Villa Nueva II y Villa Nueva III, todos del lado de San Miguel “que se fueron auto urbanizando y el municipio sólo tuvo que proveer los servicios”. No obstante, aclaró que “en algún momento hubo conflictos con los barrios urbanizados y creció una especie de xenofobia por las características de esta llegada. Así, creció el estigma de tráfico y delincuencia y se generaron muchas disputas. Sin ir más lejos, este año murieron tres hombres en casos de riña a pesar de que no creció la delincuencia”. «
Info News
Info News
Info News

COMENTARIOS

Ultimas Noticias

Desde INFOnews.com

Tiempo en Facebook:

MÁS NOTICIAS