Tiempo Argentino

Edición: 28 de Julio de 2014 | Ediciones Anteriores

28 de Julio de 2014

+Buenos Aires

T14° H67%

"Me llamó hasta la gente del sector de Moyano"

Luego del cruce con el líder camionero, el experimentado abogado laboralista habló de pasado y futuro del vínculo.

Info News
Info News
Info News

En el año 1991, el dirigente cervecero Saúl Ubaldini se presentó como candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, acompañado de una lista de diputados donde el número dos era el abogado laboralista Héctor Recalde, y el quinto lugar era ocupado por el mismísimo Hugo Moyano. El proyecto finalmente no prosperó, pero funcionó como punto de partida para una relación de más de 20 años entre el dirigente camionero y quien hoy es legislador del Frente para la Victoria.
Tras el fracaso de la experiencia electoral y enrolada en la CGT disidente que en esos momentos constituía el Movimiento de Trabajadores Argentinos (MTA), Moyano y Recalde se enfrentaron a las políticas flexibilizadoras del gobierno de Menem. Con Moyano al frente de la CGT desde 2004, el laboralista se convirtió en la principal usina para de la central obrera a la hora de confeccionar proyectos de ley y debatir las cuestiones de la agenda sindical en el ámbito legislativo. No obstante, todo tiene un final y la relación terminó por estallar por estos días de manera pública y abrupta, en medio de diferencias políticas cada vez más difíciles de ocultar. 
Una ruptura que se enmarca en un enfrentamiento cada vez más áspero de Moyano hacia el gobierno, y que es un paso más en su escalada para constituir un frente electoral de cara a 2013. El motivo esbozado por Moyano fue el proyecto para debatir los cambios a la Ley de Riesgos del Trabajo. El líder camionero utilizó la invitación efectuada por los diputados para teatralizar una ruptura, con descalificaciones públicas hacia su ex asesor. Más tranquilo, luego de las horas de tensión que reconoce haber atravesado, Recalde asegura que "en algún momento iba a pasar" lo que finalmente pasó, ante las diferencias políticas que lo separaban cada vez más de Moyano.
Ligado a la militancia peronista y con más de cuatro décadas como asesor de organizaciones sindicales ligadas a la CGT, Recalde señaló que en las horas posteriores al incidente recibió llamados de solidaridad de todo el arco sindical, incluidos dirigentes cercanos al moyanismo, aunque se excusa de dar nombres. "En algunos casos me llamaron a través de emisarios, hubo mucha gente sorprendida por lo que pasó. Me llamó hasta la gente de Moyano", aclara. Repite que no va a hablar mal de Moyano y que respeta su elección política, aunque no lo comparta. "Reivindico estos 20 años. Cada uno tiene la libertad de elegir dónde actúa políticamente, soy muy respetuoso de esa elección. Jamás voy a descalificar a nadie en ese sentido, pero yo sigo perteneciendo al PJ Frente para la Victoria", afirma. 

–Aunque el fondo de la cuestión sea político, Moyano lo acusó de traicionar a los trabajadores acompañando el proyecto del oficialismo sobre ART.
–Yo firmé el mismo proyecto que avaló la CGT, no hay forma de entrarle por ese lado.
–¿Qué diferencias tiene ese proyecto con el del gobierno?
–Dos diferencias fundamentales. Una tiene que ver con que la opción sea excluyente con renuncia. Y la segunda es la competencia civil en lugar de la laboral. Después, en mi dictamen ataco la prevención, los comités de higiene y seguridad, hago equilibrio con las pequeñas empresas en cuanto a la prima, termino con los subsidios a las ART, establezco un fondo para que la empresa que está sometida a juicio no pague costas, modifico un poco el tema de las comisiones médicas que me parece de terror, adecúo toda la ley a todas las sentencias de la Corte. Ese es mi dictamen. A mí la litigiosidad me preocupa, pero pensando en el trabajador fundamentalmente, que tiene que ir a un juicio para que le reconozcan un derecho obvio. Una de las cosas que se aprendió, es que el 80% los ganan los trabajadores, es decir, había mucha justicia en el reclamo.
–Moyano dice que lo invitaron cuando estaba todo cocinado.
–Todo el mundo sabía que había dictamen. A pesar de que el día del debate no se pueda modificar nada igualmente es útil porque es una ley corta y todas las observaciones que se hicieron tienen que ver con el sistema. El debate siempre enriquece. Yo sé que es excepcional modificar en el recinto, pero personalmente he logrado modificaciones en el recinto más de una vez. Y la última modificación en el recinto fue la Ley de Presupuesto, dos modificaciones introducidas por Roberto Feletti, o sea que imposible no es.
–Desde algunos sectores que antes militaban en el MTA visualizan que Moyano se acerca cada vez más a la derecha peronista. ¿Usted lo ve así?
–En términos políticos cada uno elige la opción partidaria que le parece más adecuada a sus convicciones. Yo no lo voy a juzgar, no voy a entrar en esa discusión. Si a él le parece que Cariglino, Aldo Rico o Amadeo son los mejores para presentar su oferta electoral tiene todo el derecho a hacerlo. Cada uno tiene su idea y decide el partido político o puede incluso crearlo si le parece que ninguno de los existentes lo satisface, luego hará una oferta electoral y verá qué acompañamiento tiene.
–¿A los trabajadores les puede ir mejor con De la Sota, por ejemplo?
–Eso pregúnteselo a los empleados públicos o docentes de Córdoba. Hoy no me planteo opciones.
–Usted dice que firmó el proyecto de la CGT y no el del oficialismo. Entonces el enojo de Moyano tiene que ver con que usted no abandone el Frente para la Victoria, a pesar de tener diferencias.
–Yo estoy convencido de que este es el lugar donde tengo que trabajar, porque es el que se adecua a mis convicciones. Y cuando tengo diferencias, yo las planteo, ¿qué más se puede pedir a una persona? El peronismo siempre ha armado frentes, yo milité en el FREJULI, tendría que ser habitual que las personas mantengan coherencia, pese a que en el grupo donde militan o actúan se planteen diferencias. Lo bueno es plantear las diferencias y dirimirlas en el espacio político donde uno milite. Uno tiene que visualizar con mucha claridad y diferenciar lo principal de lo accesorio aunque lo accesorio sea importante. Uno puja por lo principal y cuando lo accesorio es importante, plantea sus diferencias, que es lo que yo hice ahora.
–¿Moyano estaba al tanto de las diferencias políticas?
–No es una sorpresa para él. Lo vengo hablando personalmente. La definición más clara la di el 12 de julio cuando voy al congreso de la CGT, pero no voy al acto de Ferro. Y él sabía, porque se lo dije. Yo ofrecí la renuncia a la Presidencia de la comisión, si tenía que avalar un proyecto con el que tenía discrepancias. Y me dieron libertad de acción. Esto habla muy bien del bloque.
–Dijo que usted eligió Aerolíneas Argentinas en lugar de la CGT.
–Si está en contra de la nacionalización, que lo diga, y si tiene cuestionamiento a la empresa… en mi lectura ha sido recuperada por la sociedad argentina. La puntualidad, el buen servicio, la ampliación de la flota, la incorporación a Skyteam, todas las posibilidades nuevas que presenta, en una industria que en todo el mundo da pérdidas.  «

Info News
Info News
Info News

COMENTARIOS

Ultimas Noticias

Desde INFOnews.com

Tiempo en Facebook:

MÁS NOTICIAS