Tiempo Argentino

Edición: 23 de Abril de 2014 | Ediciones Anteriores

23 de Abril de 2014

+Buenos Aires

T19° H60%

El voto a los 16 años se convirtió en ley y será optativo desde 2013

Diputados sancionó el proyecto que amplía el derecho al sufragio entre los 16 y 18 años. El FPV logró la aprobación por 131 votos a favor contra dos rechazos. Tras un duro contrapunto, la oposición se retiró del recinto antes de la votación.

Info News
Info News
Info News

El recinto fue un solo grito joven cuando el tablero electrónico daba cuenta que se había convertido en ley la habilitación del voto para los jóvenes de 16 y 17 años. Las banderas que pacientemente habían colocado las agrupaciones políticas juveniles en los palcos flamearon al son de la alegría. No era en vano, la ampliación de derechos había avanzado un nuevo casillero y esta vez les tocó a los más chicos, que venían exigiendo ser partícipes de esta nueva época. Fueron 131 votos los que respaldaron el texto normativo y sólo dos en contra. Sucedió que la oposición se retiró poco antes de la votación en rechazo al discurso del legislador Andrés Larroque (FPV), a quien acusaron de realizar un discurso agresivo contra las bancadas que habían señalado la norma como demagógica y especulativa.
Fue una larga jornada de casi 12 horas de debate, en donde la oposición desgranó una extensa diatriba contraria a la ley. La oposición sentía que no debía dejar pasar la oportunidad de demostrar su rechazo a la iniciativa por considerarla demagógica y oportunista. Lo hicieron sin importarle siquiera que, con la ley reglamentada, el próximo año tendrán que convencer a la franja etaria que se incorpora al padrón electoral  –quedará elevado en un 4,8% con respecto al de la última elección– para que los vote. Así se sucedió una serie interminable de discursos rechazando la honestidad de la propuesta oficial. Larroque habló antes del discurso de los jefes de bloques, previo a la votación. El dirigente de La Cámpora decidió que era el momento de responder las acusaciones. Le enrostró al radicalismo la debacle del 2001. “Hablan que el Estado está ausente, pero dónde estaba el Estado en 1999 y 2001, era el Estado del ajuste y el desempleo para pagar deuda externa. Ustedes no hablen que no pueden ni gestionar una calesita”, les dijo y los radicales se enojaron. Luego les habló a los del PRO y les endilgó “despreciar” a la sociedad. Por último se dirigió a los socialistas, de quienes dijo: “Escuchamos a los diputados socialistas decir que no quieren más jóvenes muertos... qué bueno porque hasta hace unos días tenían un jefe policía narcotraficante. He leído sobre el socialismo científico, sobre el socialismo utópico, pero nunca escuché hablar de narcosocialismo, es una pena”, dijo y comenzaron los insultos. El jefe del bloque socialista, Juan Carlos Zabalza, saltó de su banca y corrió hacia la presidencia. Los radicales comenzaron a levantarse y así el resto de la oposición abandonó el recinto con insultos a Larroque y a todos los diputados del FPV. Medio recinto quedó vacío, pero no alcanzó para hacer caer la sesión. Luego de un momento de desconcierto, regresaron los legisladores oficialistas que estaban fuera del hemiciclo y sumaron 134 presentes. Julián Domínguez no lo dudó y llamó a votar. Los jóvenes no dejaron de vivar y hacer volar papelitos.
Afuera, en los pasillos, la oposición bramaba. No aceptaba la intervención de Larroque, a la que definieron como “un agravio insultante”.
Buena parte del bloque de la UCR iba a votar a favor, pero antes necesitó de una extensa reunión a puertas cerradas para definir qué actitud tomar en la sesión. No llegaron a un acuerdo y terminaron decidiendo dar libertad de acción y que cada uno lo hiciera a conciencia. Nunca se sabrá cómo iban a hacerlo, una vez que se retiraron dijeron que la mayoría pensaba dar un voto positivo.
El FAP tampoco tuvo una postura unánime, los socialistas, junto al GEN, los juecistas y Libres del Sur, decidieron abstenerse y presentar un proyecto alternativo que consideraba el voto de la franja de 16 y 17 años como obligatorio. Los diputados de Unidad Popular, que integran el FAP, no coincidieron con esa postura y habían acordado no hablar a cambio de votar a favor del proyecto del FPV. Así, Víctor De Gennaro, Claudio Lozano y otros, esperaron con paciencia el momento de votar. Sin embargo, al final se retiraron con sus compañeros del interbloque.
El PRO no tuvo fisuras. Todos sus integrantes se opusieron, ignorando los abucheos y silbidos que le dedicaron los jóvenes que colmaron los palcos de Diputados. “Acá no se busca ampliar derechos, se busca limitar la infancia”, dijo Laura Alonso, mientras toda la silbatina era destinada a su figura. 
Diana Conti justificó la posición del FPV. Emocionada como pocas veces, aseguró: "El voto a los jóvenes significa reivindicar a la juventud, a nuestra generación, a las banderas de nuestros desaparecidos y saber que serán los jóvenes los que también se podrán preparar para votar a partir de los 16 años a fin de seguir llevando sus banderas hasta la victoria, siempre”. En ese momento, se escuchó la primera gran ovación.
El peor abucheo le correspondió a Elisa Carrió, quien también protagonizó la provocación inicial desde la oposición. La diputada se preguntó: “¿Para qué introducirlos (a los jóvenes) en la adultez? ¿A qué tiempo queremos hacerlos responsables de lo que nosotros hacemos? Que disparate hacerlos responsables a nuestros hijos de 16 años. ¿Qué van a ofrecer a cambio del votos? ¿Dinero, acaso droga?”, dijo. Y ninguno de los jóvenes le perdonó la ofensa.
Anabel Fernández Sagasti (FPV-Mendoza) no ignoró aquellos ataques, pero menos directa que Larroque y parafraseó a Salvador Allende. "Ser  joven y no ser revolucionario es hasta una contradicción biológica. Les aviso, si hubo 50 escuelas tomadas por los jóvenes no fue porque son irresponsables sino porque están comprometidos con el presente y el futuro del país. Notifíquense, la juventud se sublevó hace años”, puntualizó.
Con la sanción de la ley, más de 1,4 millones de adolescentes quedarán habilitados para participar, en forma optativa, de las próximas elecciones legislativas de 2103.  «

 

 

documento de la oposición

Senadores de la oposición presentaron un documento con la adhesión de 28 legisladores que rechazan un posible proyecto para habilitar la posibilidad de una segunda reelección presidencial. Fue un intento de demostrar que los diferentes sectores de la oposición pueden reunir el número necesario de  votos para frenar una eventual iniciativa de reforma constitucional, ya que un proyecto en ese sentido necesita del respaldo de los dos tercios de la Cámara Alta, compuesta por 72 senadores.
La oposición formuló el pronunciamiento durante un cuarto intermedio del debate del Presupuesto 2013. En ese marco, presentaron el documento en el que manifestaron su compromiso a "votar en contra de cualquier proyecto legislativo que intente declarar la necesidad de reforma constitucional y en contra de cualquier intento de re-reelección presidencial". "El Frente para la Victoria está obsesionado con la reelección de la presidenta y esto es un freno", dijo el presidente del bloque de la UCR, Luis Naidenoff. Por su parte, el senador del Peronismo Federal Adolfo Rodríguez Saá subrayó: "Es necesario cumplir con la Constitución Nacional, no reformarla." 
Además de la UCR y el PJ disidente, el documento fue rubricado por el FAP.

Info News
Info News
Info News

COMENTARIOS

Ultimas Noticias

Desde INFOnews.com

Tiempo en Facebook:

MÁS NOTICIAS