Tiempo Argentino

Edición: 24 de Julio de 2014 | Ediciones Anteriores

24 de Julio de 2014

+Buenos Aires

T7° H76%

Macri confirmó que interrumpirá el servicio de la línea A del subte

Consideró que ese es el plazo que demandará retirar los 95 coches Le Brugeoise para remplazarlos por los 45 nuevos vagones adquiridos en China. SBASE prevé capacitar a personal y elevar la alimentación eléctrica de las nuevas formaciones.

Info News
Info News
Info News

Los 95 vagones de madera que recorren desde enero de 1913 las vías férreas subterráneas más antiguas del continente, detendrán su marcha, para siempre, a partir de la primera quincena de enero. La noticia fue mencionada ayer por el jefe de gobierno Mauricio Macri, para confirmar que la línea A de subte, que comunica Plaza de Mayo con el barrio de Flores, será interrumpida por "un mínimo de 15 días y un máximo de un mes y medio, o dos meses". La imprecisión, por ahora, no incluyó una fecha concreta de parálisis para el subte porteño, pero oficializó cuáles serán los primeros pasos de la gestión PRO al frente de las seis líneas de subte, y el Premetro, que pasarán a manos de la Ciudad a partir del 1º de enero de 2013, de acuerdo a los términos que votó la Legislatura Porteña hace una semana.
Según explicó ayer Macri en una improvisada conferencia de prensa, la línea A (inaugurada el 1º de enero de 1913), será la primera escala que realizará el gobierno porteño dentro del plan de obras que planea implementar la empresa pública Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), el ente designado por la Legislatura para aplicar la Ley de Transferencia del metro de la Nación a la Ciudad. Sin embargo, fuentes de la misma sociedad estatal  indicaron a Tiempo Argentino que "se calculan  meses aproximadamente tres para hacer el cambio de coches", en un despliegue que buscará "retirar los 95 coches Le Brugeoise", de origen belga, sacarlos a superficie desde la estación Primera Junta, en el barrio de Caballito, y llevarlos hasta el centenario taller "Polvorín" que, según indicó una auditoría realizada por el Metro de Barcelona, "no está en condiciones de albergar los 95 vagones por falta de espacio".
La maniobra no llevará 15 días, ni dos meses, sino tres, tal como informó Tiempo en su edición del lunes. De los 95 coches, que ya cumplieron 99 años de servicio, hay 15 que deberán ser guardados como piezas de museo, de acuerdo a la Ley 2796, de Patrimonio Histórico. Ese centenar de vagones comenzarán a ser remplazados a mediados de enero por los 45 vagones chinos que compró el Estado Nacional a la empresa oriental CITIC Group, que desarrolla sus formaciones con tecnología Alstom, de origen francés. La operación implicará un remplazo mixto, entre las formaciones chinas a estrenar, y la reutilización de trenes Fiat, que actualmente son usados en la línea D, en el servicio que comunica los subsuelos de la Catedral Metropolitana con el barrio de Belgrano.
Sólo en su período de arranque, la primera formación tendrá que recorrer 2000 kilómetros, y las siguientes, más de 500, en una operación de adecuación ferroviaria que, según la empresa estatal, derivará en un proceso de capacitación "al personal de conducción y mantenimiento" por tres meses. La lista de adaptaciones no termina ahí, sino que incluye un cambio en las catenarias, es decir, en el sistema de alta tensión que alimenta a las maquinarias rodantes y que elevará los 1100 voltios que consumen los trenes centenarios por una alimentación voltaica de 1500, para alimentar las formaciones chinas.
Pero el desembarco también requerirá un proceso de adaptación en las vías para que los sucesores de los viejos coches belgas, tanto chinos como italianos, puedan rodar sin obstáculos, y llegar, a fines de marzo, a dos nuevos destinos: San José de Flores y San Pedrito, las dos estaciones que ya están terminadas, pero sin utilizar, debido a los problemas de tensión eléctrica que posee la línea y que serán solucionados con el cambio total de catenarias para todo el servicio.
Tras la oficialización del anuncio, la empresa Metrovías guardó un estricto silencio, aunque el lunes ya había señalado a este diario que no era necesaria la parálisis total del servicio. Sus voceros recordaron que todas las reformas que registra la historia del subte, nunca requirieron la interrupción de ese medio de transporte, ni siquiera en los cambios de vías de principios de 2000 ni en la renovación de señalizaciones de 2007. Los que sí optaron por romper el silencio fueron los representantes de los metrodelegados. Roberto Pianelli, secretario general de la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro cuestionó la falta de precisiones para conocer el día exacto en que los viejos coches dejarán de funcionar. "Son informaciones muy contradictorias y nos dejan la sensación de que realmente no saben qué es lo que van a hacer, por eso le pedimos a las autoridades porteñas que digan formalmente qué es lo que piensan hacer", dijo el metrodelegado y recordó: "Nosotros ya dijimos que los trenes había que cambiarlos, pero hacerlo, con la capacitación incluida, no lleva más de diez días, un tiempo similar que el requerido para el cambio de voltaje" (ver aparte). 
Tanto los metrodelegados como la concesionaria sostuvieron que la Comuna todavía no les informó nada en forma oficial, aunque la AGTSyP, descartó una protesta contra la prolongada extensión de la parálisis. "Medidas de fuerza no vamos a tomar, porque con esta interrupción los más perjudicados son los 164 mil usuarios que viajan todos los días", aclaró Pianelli cuando faltan menos de 20 días, para que los vagones donde viajaron diez generaciones de porteños dejen de rodar para siempre.  «
 

Info News
Info News
Info News

COMENTARIOS

Ultimas Noticias

Desde INFOnews.com

Tiempo en Facebook:

MÁS NOTICIAS