Argentina

El nieto 109 restituido por Abuelas es hijo de dos víctimas del Plan Cóndor

08.08.2013 | Pablo Germán Athanasiu Laschan fue apropiado tras ser secuestrado junto a sus padres, cuando tenía sólo cinco meses y medio de edad

La madre del joven fue funcionaria del gobierno del presidente Salvador Allende. Al igual que su pareja, era chilena y se exilió de su país tras el golpe de Estado de Pinochet. Se presume que estuvieron alojados en Automotores Orletti.


La emoción desbordó ayer el primer piso de la sede de Abuelas de Plaza de Mayo. Es que pasadas las 13, la presidenta de la organización, Estela de Carlotto, comunicó el hallazgo del nieto 109. Se trata de Pablo Germán Athanasiu Laschan, quien fue "secuestrado junto a sus padres el 15 de abril de 1976 cuando tenía sólo cinco meses y medio". La titular de la institución informó que Pablo Germán fue contactado en abril de este año por integrantes de Abuelas y apenas "un mes atrás accedió voluntariamente a realizarse el examen inmunogenético que logró determinar, en un 99,99%, su pertenencia al grupo familiar Athanasiu Laschan." Los resultados se conocieron el martes. Pablo es hijo de Frida Laschan Mellado y Ángel Athanasiu Jara, ambos eran chilenos y militantes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR). Incluso Frida ocupó un cargo en la Corporación de la Reforma Agraria (CORA) durante el gobierno de Salvador Allende. Con el golpe de Estado que encabezó Augusto Pinochet, el 11 de septiembre de 1973, Frida decidió exiliarse en la Argentina. Aquí se reencontró con Ángel, quien había abandonado el país trasandino un tiempo antes. Militantes políticos por naturaleza, se sumaron al PRT-ERP. Tras un breve paso por Neuquén, a mediados de 1975, volvieron a Buenos Aires. Frida ya estaba embarazada. El 29 de octubre de 1975 dio a luz a Pablo Germán. Seis meses más tarde, con el terrorismo de Estado instalado a ambos lados de la Cordillera, la pareja y su bebé fueron secuestrados del hotel en el que estaban viviendo. El operativo fue realizado por las fuerzas de seguridad en el marco del Plan Cóndor. Se estima que fueron llevados al Centro Clandestino de Detención Automotores Orletti, al que eran trasladadas la mayoría de las víctimas extranjeras. Pablo fue anotado como hijo propio por un matrimonio con estrecha vinculación al régimen cívico-militar en los albores de la dictadura. En la actualidad, su apropiador se encuentra detenido en el marco de la causa "Díaz Bessone" por crímenes de lesa humanidad en Rosario. Su "falsa madre" está libre. Sus padres biológicos continúan desaparecidos. En abril pasado, frente a las denuncias que indicaban que Pablo podía ser hijo de desaparecidos, desde Abuelas se acercaron al joven para "invitarlo a dejar su muestra genética", según explicó Carlotto durante la rueda prensa. Paradojas del destino, el joven vive a muy pocas cuadras de la sede de la organización. Hoy, Pablo tiene 38 años y según contó Carlotto, "está conmocionado, no está cerrado a nada". A la distancia, a través de una videoconferencia, dos tías paternas del nieto restituido que viven en el sur de Chile escuchaban muy emocionadas las palabras de las abuelas y los nietos. "Tendremos que invitar a los familiares para que vengan a conocerlo", se entusiasmó Estela.  La presidenta de Abuelas remarcó "que este acto no es sólo de alegría sino que es un afianzamiento de la democracia". En este sentido, afirmó: "Estamos demostrando que con el gobierno estamos haciendo cosas buenas juntos. Si el Estado repara por qué no lo vamos a reconocer, aunque nos digan oficialistas", añadió. Estela estuvo flanqueada por varias abuelas – Buscarita Roa y Elsa Sánchez de Oesterheld, entre otras– y muchos de los nietos restituidos, entre los que se destacaban el candidato a diputado por el FPV, Juan Cabandié, el diputado Horacio Pietragalla, Victoria Montenegro y Gonzalo Reggiardo Tolosa. También estuvieron presentes el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao –quien está a cargo del Banco Nacional de Datos Genéticos–, e integrantes de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y de la CONADI. "Son 109 los casos resueltos gracias a la perseverancia de la lucha, pero aún son cientos de familias las que esperan el encuentro con los nietos y nietas robados por el terrorismo de Estado", recordó Carlotto. Se estima que aún faltan encontrar unos 400 nietos. "El tiempo pasa, muchas de nuestras compañeras de lucha van partiendo sin la alegría del abrazo. Los abuelos de Pablo ya no están. La búsqueda es cada vez más urgente", concluyó. «     "queremos convencer desde el amor" Tras la conferencia de prensa, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, dialogó con Tiempo Argentino. –¿Qué representa esta nueva restitución? –Representa el triunfo de una lucha que no tiene claudicaciones. Es el triunfo de la verdad sobre la mentira, el triunfo sobre ese proyecto siniestro que tuvo la dictadura cívico-militar: de que estos nietos jamás encontrarán su familia, que nosotras nos muriéramos llorando sin hacer nada. Lloramos, sí, pero luchamos. Y encontramos ya 109 nietos. Pablo tenía apenas cinco meses y medio cuando lo secuestraron. Ahora es un hombre. Es duro para él poder internalizar su verdadera historia, lo va a conseguir, porque es algo natural, es una necesidad de cualquier ser humano saber quién es. Pero recién ayer supo su verdad. –¿Pudo hablar con él? –No, las Abuelas no queremos verlos porque no nos corresponde, no es un objeto que uno quiere observar sino que es un sujeto de derecho que hay que ayudar. Generalmente, el contacto lo realiza nuestro equipo de investigación. Es un trabajo institucional muy fuerte. No queremos conmocionar ni herir a nadie. Queremos convencer desde el amor, desde la realidad, desde los hechos. –¿Cómo recibe las afirmaciones de aquellos que dicen que "los Derechos Humanos son cosas del pasado"? –Esas personas pueden tener dos condiciones: ser ignorantes, es decir, gente que no sabe lo que dice, o malintencionada. La historia no hay que olvidarla. Los malos consejos, esas voces malas, las desechamos y esperamos que no prendan en la sociedad. Porque la democracia está frágil hasta que no se resuelva y se sepa dónde están las 30 mil personas asesinadas y los centenares de nietos robados. Recién cuando lo resolvamos podremos hablar de una historia saldada, de una democracia fortalecida.

Más noticiasMÁS NOTICIAS
ver secciones
Tapa de Tiempo Argentino Edición impresa completa

Miércoles, 23 de Julio de 2014

últimas noticiasúltimas noticias

Cristina: "Argentina no va a entrar en default porque el país ya pagó"

Escándalo en Chubut: presos subían sus fotos a Facebook

Caos por corte en autopista Buenos Aires-La Plata

Ramón Díaz, candidato

Más noticiasMÁS NOTICIAS


| ver versión web