RECHAZARON UNA EVENTUAL REFORMA CONSTITUCIONAL

Moyano se reunió con radicales para afirmar su perfil opositor

El líder de la CGT ya había mantenido encuentros con Duhalde, Cariglino y en los próximos días lo hará con Binner. Barletta adelantó que la UCR apoyará varias iniciativas de la central de trabajadores.

Moyano se reunió con radicales para afirmar su perfil opositor

Los principales dirigentes de la CGT y el radicalismo se reunieron ayer con el objetivo de rechazar una posible reforma constitucional. "No formamos un polo opositor ni nada que se le parezca, pero esto que estamos haciendo significa fundamentalmente la construcción de un país en libertad", aclaró el titular de la central de trabajadores, Hugo Moyano.
A pesar de las tensas relaciones que mantuvieron hasta octubre de 2011, integrantes de la cúpula radical se vieron ayer las caras con los principales líderes gremiales alineados con Hugo Moyano en un cónclave que se realizó en la Federación de Trabajadores Camioneros. "Las diferencias coyunturales y los enfrentamientos que el sector gremial tuvo con el radicalismo cuando era gobierno no significan enemistad para siempre", respondió el secretario general de la CGT cuando fue consultado sobre si se había imaginado una reunión así poco tiempo atrás. Al parecer las disputas, las críticas y burlas que cruzó con Ricardo Alfonsín durante la campaña 2011, quedaron enterradas en el olvido.
Los dirigentes se acomodaron alrededor de una mesa en la biblioteca del edificio de Camioneros. De un lado los radicales y enfrente los miembros de la CGT. Hubo algunas chicanas hacia los invitados que arribaron después de la hora estipulada, como Gerónimo Venegas, el líder de los peones rurales. "Al final no somos nosotros los que llegamos tarde", bromeó Barletta. El encuentro, que fue calificado como "súper cordial" por uno de sus asistentes, se extendió por algo más de una hora.
"No vamos a alentar ni apoyar una posible reforma constitucional, porque implicaría legitimar cuestiones reñidas con la ley", defendió Barletta y advirtió: "Si cambian la Carta Magna, se quedan con todo." El presidente del Comité Nacional de la UCR llegó acompañado del jefe de bloque de Diputados radical, Ricardo Gil Lavedra, además de los legisladores Alfonsín y Mario Negri y los senadores Gerardo Morales y Alfredo Martínez. Por la central de trabajadores dieron el presente el jefe de los canillitas, Omar Plaini y Julio Piumatto, líder de los empleados judiciales.
Barletta anunció que su partido saldrá en apoyo de varias de las iniciativas de la CGT, tales como la universalización del salario familiar y la suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, un reclamo que generó rispideces entre la CGT y el kirchnerismo. "No puede ser que se siga castigando el salario del trabajador cuando esto podría claramente ser remplazado por el impuesto a la renta financiera", se quejó el ex intendente santafesino.
A su turno, Moyano dio su apoyo a las gestiones del gobernador cordobés José Manuel de la Sota respecto de la deuda que mantiene la administración nacional con su provincia. "No es momento de hablar de reelección, el gobierno tiene que dar respuestas a otros temas", consideró Moyano. El camionero anunció que en los próximos días se encontrará con el ex mandatario de Santa Fe y líder del Frente Amplio Progresista, Hermes Binner, como parte de las reuniones que mantiene con partidos opositores al gobierno y a la re reelección de Cristina Fernández.
En el radicalismo habían anunciado para hoy una reunión con el titular de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor José María Arancedo, para conocer su posición respecto a una reforma constitucional pero finalmente fue pospuesto por problemas de agenda. Quien sí verá a Barletta mañana será el director ejecutivo de la DAIA, Jorge Elbaum. «