DESPUÉS DE 18 MESES DE ANÁLISIS Y TRABAJO

Firmaron el anteproyecto de reforma del Código Penal

La comisión integrada por Eugenio Zaffaroni, Ricardo Gil Lavedra, Federico Pinedo, María Elena Barbagelata y León Arslanian cerró el texto que entregará a CFK. Ejes y debates.  

Firmaron el anteproyecto  de reforma del Código Penal

Firmaron el anteproyecto de reforma del Código Penal.

La comisión designada por Cristina Fernández para reformar el Código Penal terminó su labor. El martes, en simultáneo con la celebración por los 30 años de democracia ininterrumpida, sus integrantes firmaron el dictamen que le entregarán a la presidente. Tanto Ricardo Gil Lavedra (UCR) como Federico Pinedo (PRO), María Elena Barbagelata (Partido Socialista) y el ex camarista León Arslanián accedieron a relatar la trastienda del trabajo que la mandataria recibirá a fines de este año o principios de 2014, aunque evitaron dar detalles sobre los cambios que realizaron al texto original. De todas formas, Tiempo Argentino pudo saber que en el anteproyecto no habrá innovaciones en la normativa vigente respecto a los abortos no punibles, tal como adelantaron los especialistas durante una entrevista con este diario en mayo de 2012.
En poco tiempo en la Argentina comenzará a debatirse un nuevo conjunto de normas para penar la comisión de delitos. "Se configurará una normativa moderna para las próximas generaciones", señaló ayer el secretario de Justicia, Julián Álvarez, tras confirmar la firma del anteproyecto.  
A principios de mayo de 2012 Cristina Fernández encomendó a una comisión, presidida por el ministro de la Corte Eugenio Zaffaroni la redacción de "un proyecto de ley de Reforma, actualización e integración del Código Penal" que debía ser entregado "en el plazo de 180 días corridos" desde la constitución del grupo, aunque el plazo podía ampliarse, tal como sucedió.
Con reuniones periódicas los lunes a las 16 y con Zaffaroni como anfitrión en el Salón de Té de la Corte Suprema, los abogados se embarcaron en la titánica tarea de ordenar, hacer "legible", de aplicación clara y despejada de contradicciones la ley que tipifica los delitos y sus sanciones y que hasta hoy, en el diagnóstico del juez, es apenas un puñado de "escombros" de aquel Código sancionado en 1921.
"Se analizó primero la parte general del Código Penal y luego parte especial, delito por delito", explicó Federico Pinedo. En la primera parte del Código Penal se encuentran todos los lineamientos generales del derecho penal, como por ejemplo las diferentes participaciones criminales, el grado de consumación del delito y sus penas correspondientes, extinción de la acción penal y de la pena entre otras. En la parte especial están tipificadas todas las conductas delictivas y sus penas correspondientes.
Los integrantes de la comisión no estuvieron solos, sino que contaron con un "nutrido equipo de asesores que fue procesando la información de las fuentes", como lo definió León Arslanián.
"Íbamos preparando los textos de la semana siguiente y después se analizaban en conjunto con los asesores en reuniones abiertas", completó el jefe de bloque del PRO en Diputados en diálogo con Tiempo.
"Se fue discutiendo paso a paso, hubo varias lecturas. Cuanto más se revisa hay más cuestiones", comentó Gil Lavedra a Tiempo.
Más allá de que Arslanián calificó al trabajo como "muy armónico y grato para todos", como era previsible, surgieron desacuerdos entre los miembros. "En el 95% del Código tenemos consensos totales, pero cuando ese consenso no pudo concretarse tuvimos la libertad de plantear posiciones alternativas", puntualizó Barbagelata. "Va a haber algunas disidencias, cualquiera tenía derecho a plantearlas", agregó Gil Lavedra.
"Estoy satisfecho del trabajo, también  del clima que ha reinado en todo momento, siempre supuse que se iba a dar de esa forma conociendo a los personajes que intervenían", expresó el ex jefe de bloque de la UCR. Igualmente, el hasta hace pocos días diputado radical puso reparos. "Tengo escepticismo porque sé como son las cosas en Argentina. Se hizo un proyecto, que si prospera y se convierte en ley, estaré muy contento, pero su futuro es incierto", reflexionó. "De todas formas sirve como antecedente, que recoge las líneas más modernas y establece sensatez en una legislación que está desquiciada", aseguró quien fuera uno de los integrantes del Tribunal que juzgó a las Juntas. Y destacó que el proyecto de reforma de 2006 sirvió como "antecedente" del actual.
"Formalmente le pusimos punto final el 10 de diciembre", anunció Arslanián. "A partir de la firma del dictamen pertinente vamos a pedir una entrevista con la presidente. Habida cuenta de lo avanzado del año no sé si será ahora o quedará para el año que viene”, agregó.
Sobre el derrotero que seguirá el nuevo Código Penal, Barbagelata no dejó ninguna duda. "El trámite de sanción del Código es igual a cualquier ley. Después juegan las mayorías como van a jugar en cualquier norma.” «