La comunidad aborigen qom

Los derechos de los pueblos originarios

Aquí el problema central de todo esto es el gobierno de la provincia de Formosa, es el gobernador Gildo Insfrán. En la reunión se pidió que se investiguen a fondo los dos crímenes cometidos, la quema de 17 viviendas y de documentos durante un desalojo de tierras.

El lunes 2 de mayo, luego de varios meses de intento de la comunidad qom y largas cartas nuestras y de otros a la presidenta, me llamó el ministro Florencio Randazzo para decirme que quería hacer una reunión. Hablé con Félix, el cacique qom, y concertamos ir a las 4 de la tarde al Ministerio del Interior. En la reunión participaron distintos organismos como el Cels, el Serpaj, la Defensoría del Pueblo, el INADI, y a mí me acompañó el obispo Aldo Etchegoyen en representación de la Comisión por la Memoria. También estuvo Daniel Fernández, del INAI, y funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social. También había representantes de otras comunidades, como mapuches y tobas.
En ese momento, abrí la reunión diciendo que después de tantos meses de espera por fin se lograba una reunión y que lamentábamos que esto hubiese ocurrido así, cuando se podría haber resuelto de otra manera. Félix expuso la situación de su comunidad. El ministro del Interior dijo que ellos ya habían hecho muchas cosas en Formosa. Félix dijo que nunca fueron informados y que la comunidad indígena no estaba enterada de varias de las cuestiones mencionadas.
La reunión duró más de seis horas y al terminar se labró un acta de compromiso donde la Comisión por la Memoria, el Serpaj, el Cels, la APDH, la Defensoría de la Nación y la Secretaría de Relaciones con Pueblos Originarios de la CTA, entre otros, nos constituimos como garantes del acuerdo.
En ese acta se acordó: realizar reuniones periódicas de trabajo con la presencia de los ministros o el mismo gobernador de la provincia de Formosa. La misma mesa de diálogo fijará la agenda de discusión de temas y los plazos. Se mencionaron los registros de la comunidad La Primavera, derechos territoriales, el relevamiento técnico jurídico catastral. Además, se pidió expresamente que el gobierno garantice la defensa jurídica en los casos de la jurisdicción provincial y también en los casos de los territorios de Parques Nacionales sobre el Río Pilcomayo, que pertenecen a la Nación.
Otra cuestión en la que hizo hincapié Félix Díaz fue el tema de la seguridad. Porque los miembros de la comunidad fueron amenazados, expulsados, violentados. Por este motivo, se pide un cambio de los efectivos de Gendarmería y de la Policía de Laguna Blanca. Vimos la buena voluntad del ministro Randazzo, quien estuvo en contacto permanente con la presidenta Cristina, que quiso interiorizarse del tema, mientras estaba en otras reuniones. En base a esto, la comunidad qom decidió en asamblea el levantamiento del acampe. Para eso deben tener garantías básicas que permitan el regreso a su provincia.
Aquí el problema central de todo esto es el gobierno de la provincia de Formosa, es el gobernador Gildo Insfrán. En la reunión se pidió que se investiguen a fondo los dos crímenes cometidos, la quema de 17 viviendas y de documentos durante un desalojo de tierras. Porque el tema más grave es el problema territorial.
Pero además, el conflicto no es sólo de la comunidad qom de La Primavera de Formosa, es un reclamo en todo el país. Les están quitando las tierras a los pueblos originarios, destruyendo la biodiversidad de los montes para plantar soja transgénica en varias provincias.
El gobierno de Formosa, como otros también han tratado de hacer negocios poniendo gente adicta a ellos para bloquear las protestas de las comunidades. El conflicto de tierras no es de ahora, sino que lleva ya muchas décadas. Los gobernadores -que más que gobernadores son señores feudales- les quitan las tierras para entregarlas a grandes empresas o para hacer negocios.
Cada vez que se habla de una provincia, el gobierno nacional dice que al ser un país federal, no puede intervenir en conflictos provinciales. Yo me pregunto en qué nación estamos. Porque la Declaración Internacional de Derechos de los Pueblos Originarios está en nuestra constitución Nacional. Y hasta ahora no se cumple en algunos lugares del país. También exigimos el respeto al artículo 75 de la Constitución Nacional sobre los pueblos originarios y la Convención 169 del convenio con la OIT, donde se trata la protección de los derechos de los pueblos originarios. Simplemente, el gobierno nacional y los gobiernos provinciales deben cumplir con esos acuerdos internacionales y con el acuerdo nacional; y no lo hacen.
El obispo Aldo Etchegoyen, miembro también de la Comisión por la Memoria, estuvo en Formosa y habló con el gobernador reclamándole esta situación. Pero Gildo Insfrán acaba de desconocer las resoluciones nacionales e internacionales para seguir reprimiendo a los indígenas. Esto está pasando en todo el país. Al parecer las provincias no quieren reconocer a las culturas, las identidades y los valores de los pueblos originarios.
A partir del lunes 9 de mayo a las 18 hs, nos queda ver cómo se va a trabajar, sobre qué ejes del temario y con la presencia lógicamente de representantes del gobierno de la provincia de Formosa. La reunión será en Casa de Gobierno con la presencia de todos nosotros. Por lo menos logramos destrabar este tema y el gobierno manifestó la voluntad política de querer resolverlo. Ahora esperamos llegar a una solución definitiva. Esta mesa de diálogo será un espacio donde habrá que trabajar mucho. Si bien el problema no está resuelto, esto fue una pequeña luz, la oportunidad de abrir un espacio para poder terminar con la represión y persecución a las comunidades. <