Más de 2000 millones ingresarán al mercado para reactivar la actividad económica

Cristina anunció un pago adicional de 500 pesos para los jubilados

La decisión beneficia al 83,6% del sector pasivo, que recibirá la suma con los haberes de diciembre. El gobierno también planea un extra para los que perciben la Asignación Universal por Hijo. Se anunciará antes de fin de año.

Con la premisa declarada de ampliar el "universo de inclusión social" en la Argentina, la presidenta Cristina Fernández anunció un pago extra de 500 pesos en diciembre para los jubilados que cobran hasta 1500 pesos. La medida extraordinaria beneficiará a 4.062.000 pasivos y llevará a 2069 pesos los haberes que el sector percibirá durante el último mes del año, antes de las fiestas navideñas.
Definido por la presidenta como una "inversión" y no un gasto o erogación, el pago de ese plus por única vez implicará la inversión de 2031 millones de pesos adicionales y alcanzará al 83,6 % del universo total de jubilados y pensionados. "Es lo que hemos hecho desde 2003. Pudimos recuperar la administración de la economía para la sociedad y para seguir trabajando en la distribución del ingreso. Aspiro profundamente a seguir profundizando este camino", subrayó Cristina.
La presidenta formalizó el anuncio durante un acto en uno de sus espacios preferidos en la Casa de Gobierno: el Salón de las Mujeres Argentinas. Transmitida por cadena nacional, la convocatoria reunió en el primer piso de la Rosada a la casi totalidad de los ministros del Gabinete nacional; a los jefes de la CGT, Hugo Moyano, y de la CTA, Hugo Yasky; dirigentes empresarios y referentes de movimientos sociales.
El anuncio formaba parte de la agenda oficial antes de la sorpresiva muerte de Néstor Kirchner. Se trata del tercer año consecutivo que el Ejecutivo anuncia un pago extra y único para los jubilados: en 2008, una suma fija de 200 pesos alcanzó a todo el sector; mientras que el año pasado el gobierno diseñó un aporte escalonado que implicó una inversión total de 1790 millones de pesos.
Los jubilados percibirán el plus junto con sus haberes. Desde la ANSES calcularon que, a partir del último aumento por Ley de Movilidad de septiembre pasado, una persona que recibe la jubilación mínima percibió en estos últimos cuatro meses un promedio de 1347,23 pesos. 
La presidenta acompañó el anuncio con un rápido pero detallado resumen de las inversiones de la ANSES en el transcurso de este año. "En total, durante 2010, la ANSES pagará 137 mil millones para nuestros hijos, nuestros abuelos, pensionados y jubilados", puntualizó. Fue una pista de que el gobierno también estudia anunciar un aporte extraordinario para los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH).
Aunque ayer evitó mencionar a Kirchner en forma explícita, la presidenta arrancó su discurso desde el atril central con la voz cruzada por la emoción cuando, apenas después de anunciar el plus jubilatorio, habló de la "profundización" del modelo de gestión iniciado en 2003. "Es lo que siempre hemos hecho en estos años", advirtió. 
Los aplausos le permitieron aclarar la voz y poner el anuncio en contexto. "Es un esfuerzo muy importante en un mundo donde solamente escuchamos la palabra ajuste, las palabras quitar derechos. En base a este modelo que supimos construir entre todos los argentinos podemos seguir ampliando el universo de inclusión social", subrayó.
El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; los ministros de Economía, Amado Boudou, y de Trabajo, Carlos Tomada; el senador nacional José Pampuro; y el titular de la ANSES, Diego Bossio, la escuchaban en línea desde la mesa lateral.
Todavía de luto por la muerte de su compañero de vida y militancia durante 35 años, la presidenta volvió a emocionarse cuando enumeró las inversiones en salud de la ANSES (ver aparte) y fue inevitable, también para los invitados y funcionarios, el recuerdo de la figura de Kirchner.
Cristina eludió cualquier referencia a la oposición. Ni siquiera cuando advirtió que el propuesto de Presupuesto oficial -"va a quedar en proyecto aparentemente", dijo- contemplaba 378 mil millones de pesos, con casi el 60% destinado a la protección social a través de asignaciones familiares y la AUH. "No basta con esto, sino que siempre vamos a querer seguir yendo por más. Creo que no hay, salvo tal vez la etapa de otros años felices en mitad del siglo pasado, un momento de tanta inclusión social y de tanta articulación entre el Estado y la sociedad". Un grupo de militantes, sobre las puertas del salón, cantaba la Marcha Peronista. <