La Conferencia Mundial de Telecomunicaciones Internacionales se realizó en Emiratos Árabes entre el 3 y el 14 de diciembre

"No es cierto que se haya votado en Dubai por el control de Internet"

 Lo afirmó un directivo del organismo administrador de recursos de la Web en la región, a diferencia de lo que publicaron algunos medios argentinos. Lo que se aprobó fue el Reglamento de Telecomunicaciones Internacionales.

 Durante dos semanas, delegados de 151 países debatieron y acordaron el Reglamento de las Telecomunicaciones Internacionales (RTI), en la Conferencia Mundial de Telecomunicaciones Internacionales (CMTI) que se realizó en Dubai (Emiratos Árabes Unidos). Este Reglamento "no trata, ni debe tratar sobre Internet, la Conferencia Mundial no fue acerca de Internet", según afirmó Andrés Piazza, Responsable de relaciones externas de LACNIC, el organismo regional que se encarga de la asignación y administración de los recursos vinculados con la web, para la región de América Latina y el Caribe.

"Los puntos más importantes de este acuerdo tienen que ver con regulación de las telecomunicaciones, roaming, tasas, etc. Internet (en tanto contenido) fue una temática sumamente debatida. En numerosas oportunidades se debatió sobre gobernanza, modificación de la definición de telecomunicaciones internacionales, administración de recursos críticos, regulación de ciberseguridad, spam, creación de tasas de terminación y de tránsito, y calidad de servicio, entre otras. Sin embargo, ninguna de estas disposiciones formaron parte del reglamento, que no hizo referencia en su articulado a Internet", dijo Piazza, en contra de lo que se difundió en algunos medios (como el diario Clarín) en que se decía que Argentina había aprobado "controlar internet", afirmación que Piazza calificó de "falsa". Por su parte, Rusia y China habían planteado una cláusula de control, que no fue incorporada.
La conferencia se realizó entre el 3 y el 14 de diciembre y fue convocada por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), el organismo de las Naciones Unidas para las tecnologías de la información y la comunicación, integrado por 193 naciones. Revisó el Reglamento de las Telecomunicaciones, que sirve como tratado mundial vinculante destinado a facilitar la interconexión e interoperabilidad de los servicios de información y comunicación. Establece principios generales destinados a garantizar la libre circulación de información, promover un acceso asequible y equitativo para todos y sentar las bases para la permanente innovación y el crecimiento del mercado. El RTI se negoció por última vez en Melbourne, Australia, en 1988, y existe un amplio consenso en cuanto a que es necesario actualizar ahora el texto para que refleje el panorama radicalmente distinto de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) del siglo XXI.
En diálogo con este diario, vía email desde Dubai, Piazza indicó que "debe tenerse en cuenta que la definición de telecomunicaciones no ha sido alterada, y no aplica a Internet, sino a redes de telecomunicaciones. No se aprobaron normativas que establezcan modificaciones al régimen de tarifación de los servicios, ni a las obligaciones de los proveedores." «
 
quién administra la web en la región
 
El Registro de Direcciones de Internet para América Latina y Caribe (LACNIC) es la organización no gubernamental responsable de la asignación y administración de los recursos de numeración de Internet para la región de América Latina y el Caribe. Es uno de los cinco registros regionales de Internet en el mundo, y lleva su voz a los foros internacionales vinculados a la Sociedad de la Información. En el CMTI, participó activamente de las tres reuniones preparatorias regionales (Washington, Buenos Aires y San Salvador) y de toda la conferencia, como observadores. Sus más de 2000 asociados brindan servicios de red en 33 países.
 
Debate
 
"En numerosas oportunidades la conferencia debatió sobre Internet, regulación de ciberseguridad y de spam, entre otros temas, pero ninguna de estas disposiciones acabaron formando parte del reglamento adoptado." Andrés Piazza