Lanzan el sitio www.poesiaargentina.com

Una enciclopedia virtual para conocer toda la poesía argentina

En diálogo con Tiempo Argentino, el staff de la página web recién presentada explicó los alcances del proyecto, que incluye la difusión de autores nacionales, la recuperación de libros agotados y la promoción de eventos, entre otros.

Una enciclopedia virtual para conocer toda la poesía argentina

Aveces, para encontrar, no queda otra que perderse. Sobre todo, si se trata de un bosque de palabras. El flamante sitio <www.poesiaargentina.com> está construido bajo ese concepto. Pero no se trata de marear al cibernauta. Por el contrario, quien se asome al sitio se encontrará con varios caminos posibles, que puede recorrer a capricho. Como la revista Poesía Argentina y una enciclopedia amplísima en constante crecimiento (que reúne poetas desde Estanislao del Campo –que vivió entre 1834 y 1880– hasta los nacidos ayer nomás, de todo el país). También  se pueden bajar e-books de poesía, gratis. O acceder a la sección Multimedia, con rarezas visuales y sonoras, como un registro fonográfico de poemas de Oliverio Girondo hallados en un LP de 1960 u otro con la voz de Néstor Perlongher, autor de clásicos irreverentes como Evita vive, escrito en 1975.
El portal se abrió el 1º de enero pasado y en su primer mes, aseguran los creadores, superó las seis mil visitas. ¿Quiénes están detrás de esto? José Villa y Juan Desiderio. Además de su obra reciente, se los reconoce como gestores de la poesía de los noventa. Este movimiento –que en verdad nunca se consideró a sí mismo de esa manera pero en el periodismo hay que simplificar– transformó cada verso en herramienta contracultural durante el menemismo. Así surgió la revista 18 Whiskys. Villa fue su director y Desiderio (como Teresa Arijón, Rodolfo Edwards, Fabián Casas, Mario Varela, Sergio Raimondi y Osvaldo Bossi, entre otros) participó de esa publicación, que dejó marcas en la poesía de entonces, reconocibles hasta ahora.
Villa y Desiderio crearon esta nueva página web junto al cineasta y editor de e-books Mario Varela, el programador Gustavo Manuzza y la diseñadora Fernanda Katz.
En un departamento espacioso del centro porteño, donde los ruidos no llegan, los integrantes del staff permanente (menos Varela, que vive en Bariloche) hablan en cascada para contar que el proceso fue largo, disperso, pero cuando tuvo forma, se puso en marcha en apenas tres meses. "Con Juan y otra gente siempre estuvimos haciendo proyectos que tuvieran como objetivo sacar una foto del momento. Es decir, saber qué pasa en cuanto a la poesía, estimular debates, dar a conocer poetas", explica Villa, el editor del sitio. La referencia a la 18 Whiskys como lejana inspiración, es obvia. Pero Desiderio redobla la apuesta: "Yo creo que esto es más contracultural. Porque la 18 Whiskys tenía los límites propios del papel y en este caso se trata de una publicación multimedia. Tiene cosas para leer, para ver, para escuchar. Y según sabemos, se está consultando en distintos lugares del país y del mundo."
Manuzza y Katz afirman que armaron una plataforma dinámica, que pueda ser recorrida de diversas maneras y a través de distintos enlaces, para derribar la idea de que la poesía "es cosa de un grupito" y "para que la gente entre, se pierda, arme su propio recorrido y vuelva a entrar muchas veces más". "Por ejemplo, de cada autor hay una foto, que intentamos sea de buena calidad, junto a sus libros publicados, sus blogs, los lugares donde aparece su obra. O sea, hay un criterio enciclopédico que se logra tras un gran trabajo de investigación y archivo. Entonces, el usuario dispone de información que le permite 'linkear' a otras páginas y el poeta tiene una especie de página web personal."
 También está on line el número uno de la revista Poesía Argentina, con textos de Jorge Aulicino, Martín Prieto, Osvaldo Aguirre y Jorge Fondebrider, entre otros. "Sí, son poetas de todo el país que escriben textos críticos, ensayos y reseñas en relación con la poesía. No es que hayamos pensado 'que sólo los poetas escriban sobre poesía' sino que se fue dando así y puede cambiar. Esto es otra cosa buena del sitio, que todo puede ir cambiando. Lo mismo pasará con algunas secciones, en función del material que recibamos y de los colaboradores, que en algunos casos quedarán fijos y en otros, no", agrega  Villa.
Entre los e-books, que se pueden descargar de manera gratuita, se encuentran desde los Poemas póstumos de Evaristo Carriego a textos editados en los últimos años, como Segunda interpretación al médano de arena, de Sebastián Bianchi; El pasillo del tren, de Laura Wittner, y Tendal, de Roberta Iannamico. Se trata de ejemplares en general agotados, que fueron cedidos para su publicación por los mismos autores. "Hay libros que están dispersos y que a menos que en algún momento formen parte de una obra reunida, se pierden. Entonces la poesía argentina parece ser un cuento donde los textos circulan misteriosamente. Por eso, otra de las tareas del sitio es el rescate. Se trata de hacer una recuperación de la poesía que no tuvo reediciones. Tampoco nos interesan las obras completas. Por el contrario, nos interesa ver cómo era el primer libro que publicó cada quien, y el segundo y el tercero... la idea es ir recuperando las formas originales", explica Villa. Y Manuzza agrega que, al igual que los mismos músicos comparten sus canciones, la idea es que el sitio comparta sus contenidos. De allí que el sitio esté construido bajo Creative Commons, un proyecto de licencias para trabajos artísticos que no limita por completo el uso o reproducción de la obra aunque se respeta el concepto de propiedad intelectual.
Algunas próximas ideas son publicar el segundo número de la revista y permitir entonces que el usuario baje el primero, ir a recitales de poesía y transmitirlos en directo, ampliar los datos de la enciclopedia y darle cabida a la poesía hecha por músicos, entre otros. "La poesía nunca circuló por grandes editoriales. Y en los noventa, para que la gente viniera a un recital, teníamos que volantear como locos. Ahora, las redes han logrado que los poetas se conecten y un montón de gente va a escuchar lecturas. A eso se suman las posibilidades de autopublicación, que abre otro panorama", comenta Desiderio. Así, en la página también hay una sección de enlaces para todos los gustos: blogs de autores pero también páginas de festivales, sitios de poesía, editoriales, bibliotecas y librerías (cada uno con su ícono). «