Tiempo Argentino

Edición: 30 de Julio de 2014 | Ediciones Anteriores

30 de Julio de 2014

+Buenos Aires

T15° H77%

Entre la religión y la sensualidad

Por:
Tiempo Argentino

Katy Perry es la segunda hija de dos pastores evangélicos. Y como tal, recibió una educación fuertemente presente en valores cristianos. Por eso, desde chica vivió el mundo de la música y la religión como estrechamente unidos. De hecho, entre los nueve y 17 años cantó en la iglesia donde ofrecía ceremonia y su padre. Y su primer disco, publicado en 2001, fue enteramente dedicado al gospel. Sin embargo, nunca abandonó su imagen de joven sexy. Y, cada vez que pudo, buscó conciliar la idea de una vida espiritual plena con las vivencias jugosas de una muchacha inclinada a la sensualidad. "No tuve una niñez totalmente libre. No me permitían ni decir 'huevos endiablados' o cosas por el estilo, ni me permitían escuchar música que se consideraba 'profana' o que no fueran otra cosa que la Biblia", contó más de una vez. Aunque, al mismo tiempo, ha reconocido su interés por "el Señor" y el respeto por ciertas convenciones. "Me pongo sensible cuando Russel usa el nombre de Dios en vano y cuando Lady Gaga se pone un rosario en la boca. Creo que cuando pones al sexo y la espiritualidad en la misma botella y la agitas, pasan cosas malas", declaró.