Tiempo Argentino

Edición: 20 de Abril de 2014 | Ediciones Anteriores

20 de Abril de 2014

+Buenos Aires

T19° H68%

Mitre y Magnetto se autopremiaron en la cena de camaradería de ADEPA

Los dueños de La Nación y Clarín recibieron placas "de reconocimiento a su trayectoria en defensa de las libertades de expresión y de prensa", aunque intentaron frenar la Ley de Medios y están acusados de delitos de lesa humanidad.

Por:
Hernán Cocchi

La Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA) distinguió en su cena anual de camaradería, en la que participaron más 150 editores, a los empresarios periodísticos de Clarín y La Nación, Héctor Magnetto y Bartolomé Mitre. El director del diario centenario agradeció el jueves por la noche el galardón e instó a "no bajar los brazos en la lucha por la plena vigencia de la libertad de expresión". En tanto, Magnetto sostuvo en su discurso que la prensa independiente "tiene un rol de suma importancia, a veces no reconocido" como contralor de los actos gubernamentales y sostén del sistema democrático, y agregó: "Ese rol del periodismo independiente a veces molesta, otras veces molesta mucho y eso tiene sus consecuencias, pero nunca debemos aceptar que nos cierren las fronteras de la libertad." Mal año para premios.
ADEPA es una cámara empresaria que nuclea a dueños de diversos medios de comunicación en todo el país. La entidad nació en 1962 con la firma de 32 editores, entre quienes figura la ya fallecida integrante de la Liga Anticomunista Mundial Diana Julio de Massot y directora del diario de Bahía Blanca La Nueva Provincia, un matutino que está vinculado con la Armada.
Lo llamativo del caso es que los diarios se premiaron a sí mismos: Martín Etchevers es gerente de Comunicaciones Externas del Grupo Clarín y además es vicepresidente primero del Consejo Ejecutivo de ADEPA. En tanto, José Claudio Escribano integra el directorio de Sociedad Anónima La Nación y es vocal titular de la cámara empresaria. Escribano fue quien condicionó a Néstor Kirchner desde las páginas del diario al día siguiente de la asunción del ex presidente.
Héctor Magnetto y Bartolomé Mitre fueron denunciados este año por presuntos delitos de lesa humanidad cometidos por militares con la complicidad y el beneficio de civiles durante la apropiación de Papel Prensa. Los fiscales de La Plata, Marcelo Molina, Hernán Schapiro y Carlos Dulau Dumm tienen a su cargo la investigación que comenzó luego de  una denuncia realizada por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación. Luego de la presentación del informe Papel Prensa - La Verdad, la causa tomó nuevo impulso.
El tándem empresario también comandó la resistencia contra el ingreso de los funcionarios del Estado a Papel Prensa para frenar la aplicación de la resolución de la presidenta Cristina Fernández de garantizar la venta de la producción de la compañía al mismo precio y en las mismas condiciones para todos los diarios del país.
Magnetto, por su parte, figura en el expediente que lleva adelante la jueza Sandra Arroyo Salgado por la identidad de los hijos adoptivos de Ernestina Herrera de Noble. El ex secretario de redacción de Clarín -y ex hombre de confianza de la dueña del multimedios- declaró ante el tribunal que la idea de la adopción surgió ante "la necesidad, de que la señora tuviera dos hijos" para garantizar la propiedad de la empresa. La viuda del fundador del diario enfrentaba entonces un juicio con la hija de sangre de Roberto Noble por la herencia. Además, el ex dueño del diario La Razón y ex accionista de Papel Prensa, José Pirillo, afirmó que "Magnetto gestionó ante Videla dos chicos".
Como frutilla del postre, el Grupo Clarín llevó adelante durante todo el 2010 una ofensiva judicial contra la Ley de Medios de la Democracia. El grupo monopólico logró que jueces de primera instancia dicten medidas cautelares contra la aplicación de la norma. A medida que los amparos subieron a tribunales superiores, las resoluciones contrarias al Grupo se transformaron en una tormenta para Magnetto y compañía. El último fallo fue dictado por la Cámara de Apelaciones de Bahía Blanca que ordenó a Cablevisión cumplir con la resolución que ordenó modificar la grilla de señales a los prestadores de televisión paga. <