Tiempo Argentino

Edición: 25 de Abril de 2014 | Ediciones Anteriores

25 de Abril de 2014

+Buenos Aires

T18° H77%

Nuevo Encuentro debate su rol dentro del kirchnerismo

El texto apoya la profundización del actual modelo económico y social, pero evita un pronunciamiento sobre su autonomía. Otros sectores presionan para incorporarse al FPV.

Por:
Gabriel A. Morini

Nuevo Encuentro, el partido que lidera el diputado Martín Sabbatella, está enfrentando un fuerte debate interno después de las elecciones del 23 de octubre, en torno a si el espacio decide pasar a integrar de manera formal el kirchnerismo, o bien mantiene su apoyo al Frente para la Victoria, pero como un sello autónomo. Ayer, la Mesa Nacional del partido encabezado por el ex candidato a gobernador bonaerense emitió un comunicado en el que ratificó su apoyo al kirchnerismo, pero evitó definiciones. En paralelo, diputados electos por esa fuerza en el interior del país están presionando para impulsar un cambio de postura del partido, algo que podría derivar en que "gradualmente" pasen a engrosar las filas de los distintos bloques kirchneristas.
El documento enumeró los motivos por los cuales el sabbatellismo participó del armado K y destacó el acompañamiento en un proceso de profundización del actual modelo económico y social. Pero aun así, las definiciones políticas fueron ambiguas y esquivas. Antes de las elecciones, varios diputados provinciales -de Santa Fe y Entre Ríos en especial- comenzaron a cuestionar el sentido de sostener una independencia, ya que el espacio apelaba, según entendían, a la misma porción del electorado.
La diferencia en la definición política es sutil pero no menor. Un sector auspicia una integración total para pasar a formar parte del oficialismo y eliminar el denominado "apoyo crítico" que postularon hasta las elecciones. Ese mismo grupo le exige a Sabbatella definiciones concretas sobre el cambio, algo por lo que el ex intendente de Morón aún no se ha pronunciado. "Como parte del espacio kirchnerista en construcción, Nuevo Encuentro y cada de uno de sus bloques legislativos nacionales, provinciales y municipales, trabaja y trabajará aportando su fuerza militante, su compromiso social, su experiencia de gobierno y su desarrollo territorial para que este presente avance", destacaron en la declaración desde el sabbatellismo, evitando definiciones taxativas.
"¿Qué significa ser parte si no hay una postura explícita?", se preguntaron desde esos sectores. "Lo que se discute es la etapa política y su lectura. Después de octubre se acabó el tiempo de una construcción que sólo intente preservar personas", fueron los cuestionamientos que surgieron luego del resultado de las elecciones generales. El sabbatellismo no hizo una mala performance, pero perdió representatividad en algunas zonas donde mantenía mayores expectativas. Evitar que la variable de acuerdo y discusión del Frente para la Victoria quede ceñida al PJ es el objetivo que se planteó esa fuerza para empezar a jugar fuerte en el tablero nacional.
Con un extenso detalle sobre lo que los dirigentes consideraron logros a nivel de políticas públicas, Nuevo Encuentro subrayó que "la profundización" es el "requisito principal para mantener el rumbo". Aun así añadieron que "la distribución de la riqueza y la reforma impositiva, la recuperación del patrimonio nacional, la transformación del sistema financiero en servicio público y el desarrollo rural sustentable", son algunos de los pendientes.
En ese marco, advirtieron además que los próximos años no estarán exentos de "tensiones entre quienes quieren restaurar una Argentina cada vez más desigual, y las amplias mayorías que deseamos sostener y profundizar la construcción de una Patria más justa, equitativa y solidaria". <