Tiempo Argentino

Edición: 23 de Abril de 2014 | Ediciones Anteriores

23 de Abril de 2014

+Buenos Aires

T17° H63%

El precio de la hectárea aumentó 570% en 10 años

A pesar de las resistencias de los ruralistas, el ajuste del impuesto inmobiliario rural sólo implica una suba del 30%. Adrián Grana, Martín Reydó y Jorge Gaggero opinan sobre la reforma tributaria que se aprobaría mañana.

Info News
Info News
Info News

Por:
Tiempo Argentino

Las fuertes resistencias que han planteado, a través de algunos medios afines y con groseros piquetes y agresiones físicas y verbales en la puerta de la Legislatura bonaerense el jueves último, cada día pierde más argumentos.
De acuerdo con un informe del Centro de Estudios Económicos y Monitoreos de Políticas Públicas (CEMOP) existe una enorme diferencia entre los aumentos de precios que ha evidenciado el valor promedio de la hectárea en la provincia en los últimos nueve años y el impacto que tendrá el aumento impositivo. Según este trabajo elaborado por el investigador Ernesto Matto, la valoración de la tierra promedio en la zona pampeana, la hectárea valía en el 2002 alrededor de U$S 3000 (equivalentes a
$ 13.500) mientras que en la actualidad el precio ronda los U$S 17.100 ($ 76.950), lo que implicó una revalorización del 570 por ciento en 10 años.
“La crisis del 2001 y la salida de la Convertibilidad posibilitaron la valoración de la tierra en la Argentina, en la zona pampeana, la más importante del país, generó grandes ganancias patrimoniales para los terratenientes”, explica Mattos. Un dato que sustenta el informe del CEMOP y que refleja la “injusticia social” es que el impuesto inmobiliario “está sin modificación desde la época en que Eduardo Duhalde era gobernador (1991-1995 y 1995-1999).
El trabajo refleja también la disparidad en las cargas tributarias cuyo peso recae, fundamentalmente, en la industria manufacturera mientras que el sector rural está entre los que menos aportan al fisco bonaerense.
Cuando se desgranan los ingresos propios de la provincia de Buenos Aires por impuesto también se observa la escasa presión tributaria que representa el impuesto inmobiliario rural en la recaudación provincial.
“Según los datos de la Dirección de Estadísticas de la provincia de Buenos Aires son los Ingresos Brutos los que aportan casi el 80% en el total de la recaudación. El restante 20% se los distribuyen entre el impuesto Inmobiliario Rural y Recaudación Provincial (Inmobiliario Edificado, baldío, automotores, sellos FOPROVI, contribución a la Energía).
En uno de los puntos de su trabajo titulado “Informe: Carga tributaria provincia de Buenos Aires”, Ernesto Mattos señala que “entre 1999-2011, el impuesto rural significa de la recaudación fiscal provincial sólo el 2% mientras que el IIBB y la Recaudación Provincial totalizan el 95% de aporte al fiscal provincial. Sólo el 2% en estos casi diez años de crecimiento económico”.
Por último también deja en claro las conclusiones a las que arriba después de analizar los datos numéricos del sistema fiscal bonaerense: “Esto refleja los planos de desigualdad fiscal que existe en territorio bonaerense a favor de los terratenientes que han logrado no sólo crecer vía exportación cereales, oleaginosas y carne sino por la vía de la tenencia de la tierra: ganancia patrimonial por valorización de tierras no trabajadas”, finaliza el experto.<